Además de representar un riesgo por la pandemia, migrantes se drogan, alcoholizan y agreden a la ciudadanía: Héctor Menchaca

Además de representar un riesgo de salud por la pandemia, una gran cantidad de los migrantes que llegan o que son deportados por Estados Unidos a Piedras Negras, se drogan, alcoholizan y agreden a la ciudadanía, declaró Héctor Menchaca González, Enlace Municipal con la Aduana Americana.

El funcionario confirmó que, debido al cambio de presidente de los Estados Unidos, Piedras Negras se ha llenado de migrantes, tanto de lo que buscan el sueño americano, como de otros que cruzaron hacia los Estados Unidos por otras ciudades y que están siendo regresados por esta frontera.

“Por ejemplo, el lunes, 363 migrantes de distintas nacionalidades fueron deportados por el Puente Dos en 24 horas, eso nos complica porque en su mayoría no son checados por el Instituto Nacional de Migración, no tienen una revisión médica y nos preocupa por la pandemia”, externó Menchaca González.

Insistió que algunos generan problemas en las calles principalmente de la zona centro y en instalaciones como la Central de Autobuses.

“También hay vecinos que se han quejado de que ocupan casas abandonadas, construcciones, prenden lumbre para calentarse, dañan la propiedad, y la mayoría que detectamos en propiedades abandonadas, en construcciones o dentro de la Central de Autobuses, traen droga para uso personal, incluso a algunos los encontramos en estado de ebriedad, se ponen agresivos con la ciudadanía, esas son las molestias que causan”, concluyó el enlace municipal con la Aduana Americana.