Afirma nigropetense que también fue golpeado por el policía Miguel Aurelio García

Luego de que trascendiera que el pasado fin de semana el policía municipal, Miguel Aurelio García, propinara tremenda golpiza a un detenido que se encontraba en estado de ebriedad, dentro de las celdas de la cárcel, otro ciudadano, que pidió se omitiera su nombre, narró que el día 30 de mayo, ese mismo elemento lo golpeó en los patios de la Policía de Piedras Negras y en la barandilla o área de registro de detenidos.

Recordó que ese día, alrededor de las 10:30 de la noche, fue detenido en la calle Fuente cuando al viajar de copiloto en un vehículo, su compañero estuvo a punto de protagonizar un accidente a la altura de la agencia aduanal Eduardo Castañeda y luego se dio a la fuga, dejándolo en el lugar.

El afectado dijo que mientras iba esposado de una mano a una banca en la caja de la patrulla conducida por el oficial Miguel Aurelio García, durante el traslado al edificio de Seguridad Pública, este aceleraba y frenaba intempestivamente para provocarle lesiones.

Abundó que cuando arribaron a los patios de la Policía Municipal, el policía le propinó entre cinco y seis cachetadas, y lo peor, señaló, frente a otros dos elementos que no intervinieron para detenerlo.

Agregó que una vez que lo ingresó a la barandilla, el policía Miguel Aurelio García lo volvió a golpear por manifestarle al juez o encargado de barandilla que en los patios lo había golpeado.

El afectado presentó su queja ante la Comisión de Derechos Humanos sin que hasta el momento alguna autoridad haya procedido en contra de este agente.