Eagle Pass, Tx.- La Patrulla Fronteriza ha mostrado preocupación porque existe una tendencia alarmante en todo el sector, de migrantes indocumentados con niños pequeños que cruzan el río Bravo a lo largo de la frontera, con el riesgo notable de morir ahogados.

Para el año fiscal 2019 que inició en octubre del 2018 los agentes han realizado 380 rescates de personas entre las turbulentas aguas del río, incluidos niños pequeños.

En un extenso informe que ofreció el jefe interino del sector Randy Davis, señala que “es tan preocupante lo que ocurre en la frontera que los mismos oficiales han presenciado todos los días situaciones de peligro que terminan en rescate, la mayoría”.

Lamentablemente habla de que han perecido migrantes entre las aguas tras sumergirse en el agua.

“Son innumerables rescates, desafortunadamente vidas se han perdido por la irresponsabilidad de los padres y los traficantes de humanos que animan a la gente a usar albercas inflables”.

“Las tragedias más sonadas, sin restarle importancia a las que se han presentado en otras ocasiones, iniciaron desde el 1 de mayo cuando un menor de 10 meses y otro de 7 años murieron ahogados, además una niña de 7 años se encuentra extraviada en el agua”.

Añade Davis que las muertes registradas en este año fiscal representan un incremento del 57 por ciento comparado con el año anterior.