Los agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos asignados a la Estación Comstock al norte de Del Rio, Texas, arrestaron a dos traficantes de personas, después de interceptar un intento de contrabando.

Según el reporte, un agente se encontró con un automovilista que había sido testigo de cómo siete personas se subían a un tráiler de caja cerrada, siendo remolcado por una camioneta Chevy Silverado en la autopista 90.

Un vehículo similar se detuvo a orillas de la carretera para subir a otras personas. Entonces, el agente se acercó rápidamente al vehículo para realizar una inspección de inmigración de los ocupantes.

El conductor fue identificado como ciudadano estadounidense, de 26 años, originario de Manor, Texas, mientras que el pasajero, de 26 años, es de Converse.

Un total de 15 extranjeros migrantes fueron rescatados, cuatro de ellos menores de 13 años.

“Las condiciones inhumanas y peligrosas a las que los traficantes de personas exponen a las personas son horribles y aborrecibles”, dijo Doyle E. Amidon, agente jefe alterno de la patrulla del sector de Del Río.

“Para estos contrabandistas, la ganancia monetaria es el único objetivo. Claramente a estos delincuentes no les importa si su cargamento humano vive o muere”, finalizó.