La sociedad de Saltillo se vio sorprendida ante la noticia de la muerte de Magdalena Aguilar Dubois a manos de su propio hijo, de quien se dice, era paciente psiquiátrico.

Después de una discusión, la mujer fue asesinada anoche en una casa del fraccionamiento Las Misiones cuarto sector, en el norte de Saltillo.

De acuerdo con varias versiones, Aguilar Dubois, quien se desempañaba como maestra en la Facultad de Economía de la UA de C, era una persona excepcional y muy querida por sus seres más allegados. En su tiempo libre vendía lasagna y pizzas que ella misma hacía.

Era de ascendencia francesa y antes de establecerse en Saltillo, vivía en la Ciudad de México. Quedó viuda luego de que su esposo, un político muy renombrado en tiempos del ex gobernador Rogelio Montemayor, sufriera un derrame cerebral.

Además de Diego “N”, Magdalena tenía a su hija Ana Regina, quien vive en Monterrey. Respecto al sospechoso de su muerte, además de que era un paciente psiquiátrico, trascendió que el joven era considerado por sus conocidos como “un genio”, puesto que tenía un IQ muy alto.

Apenas en el mes de junio del año pasado, el multihomicidio en la colonia Latino conmocionó a los saltillenses. En primera instancia por la brutalidad con la que fueron asesinados cuatro adultos mayores al interior de su domicilio. Sin embargo, lo más crudo estaba por venir cuando las autoridades señalaron a Rogelio “N”, nieto de dos de las víctimas, como el responsable del crimen.