ASF detecta irregularidades en financiamiento del Puente Fuerte e inconsistencias en nómina 2017

Irregularidades en el financiamiento del Puente Fuerte o puente superior vehicular sobre vías, que se construye en el bulevar República, así como inconsistencias en la nómina del municipio, de la Cuenta Pública 2017, encontró personal de la Autoría Superior de la Federación, quienes están en Piedras Negras auditando al municipio.

Los auditores federales están verificando tres obras, el Puente Fuerte, el Mercado Zaragoza y la Ampliación de carriles del Bulevar República, así como el suministro de carpeta asfáltica, esta última, sin tanto problema.

Hasta horita, los auditores federales han encontrado irregularidades en el financiamiento del Puente Fuerte, porque, mientras que el contrato de construcción habla de una aportación de Ferromex de 20 millones, la obra inició sin que existiera el dinero de Ferromex, por lo que el municipio tuvo que echar mano de fondos de las participaciones federales para iniciar la obra, lo que los auditores consideran como un desvío de recursos.

Además, los auditores han encontrado negativas por parte de los responsables de varios de los departamentos municipales para acceder a alguna información que requieren conocer, principalmente del departamento de Contabilidad, que son quienes llevan el fondo de recursos propios, que son las participaciones federales.

Los datos que el departamento de Contabilidad les está pasando a los auditores no cuadra, dijeron los auditores.

Auditoria federal ya dio un pliego de observaciones al municipio, donde menciona que, en los contratos como el del Puente Fuerte, dicen que se pagará de un fondo y las aportaciones son de otro.

Señala como responsable de esos pagos de obra a varios funcionarios de la tesorería, y a la directora de Obras Públicas, Itandehui Aragón Canales.

En las observaciones en nómina, se señala que se encontró más personal del que el municipio tiene publicada en su página de acceso a la información (lo que consideran aviadores), y además, inconsistencias en los sueldos que reciben.

Mientras que en la información pública algunos funcionarios y empleados municipales aparecen con bajos sueldos en la Cuenta Pública del 2017, en la revisión de los auditores federales, encontraron que varios de ellos cobran mucho más.