Bajo ataque Cruz Roja de Piedras Negras

Por: Héctor Mendoza
 
La Cruz Roja Piedras Negras se mantiene bajo un ataque orquestado por personajes que no conocen ni siquiera el significado de Cruz Roja, bueno, no conocen ni lo que es tener la vocación de servir.
 
Mediante un ataque mal infundado lograron levantar odio contra los paramédicos desinformando a la comunidad, mencionando que el servicio ya se cobrará, noticia que es totalmente falsa ya que solo se dejó de prestar el servicio de traslado de un domicilio a una clínica, ya que varias personas usaban el servicio como taxi, sin contar que no se cuenta con voluntarios como en otros años a causa del COVID-19, por lo que la administración optó sólo atender las llamadas de emergencia como lo son accidentes viales o algo más extremo.
 
La mala información la comenzó a difundir un sujeto, el cual, mediante una transmisión en vivo desde el exterior de las instalaciones de Cruz Roja, no distinguió una ambulancia y una van de trasporte de personal administrativo, quedando de manifiesto su total desconocimiento de la materia, incluso exponiendo a que las agresiones que sufren puedan aumentar al usar a estos héroes en su campaña de desprestigio.
 
La nota informativa que los presentadores de espectáculos sacan de contexto, es sobre una firma de convenio que se realizó entre el Gobierno Municipal y la Cruz Roja Mexicana, nota que se cubrió a inicios de 2019 y se plasma la redacción a continuación.
 
En el marco del “Día del Policía”, el Presidente Municipal, Claudio M. Bres Garza y el presidente del Consejo de la Cruz Roja Delegación Piedras Negras, Homero Martínez Montalvo, llevaron a cabo la firma de Convenio de Prestación de Servicios de Primeros Auxilios y Ambulancia.
 
El Alcalde, dijo que esta es una organización a la que se le tiene mucha confianza, pues siempre ha prestado estos servicios de auxilio a la sociedad de Piedras Negras, y que aunque durante muchos años el servicio de ambulancias lo prestaba la Cruz Roja Mexicana, por diferentes razones en algunos años previos eso cambió.
 
“Hoy regresamos a este convenio, a este origen, a este lugar donde es la CRM que nos presta este servicio, con 5 ambulancias de primer nivel, conservadas en perfecto estado y que también el H. Cuerpo de Bomberos también regrese a su origines, sí de tener en condiciones 1 o 2 ambulancias, pero que sean para prestar auxilio en caso de algún siniestro.”, agregó el Munícipe.
 
Con la firma de este convenio, a partir de ese 2 de enero, toda llamada de emergencia a las instalaciones del C4 serían turnadas a la Cruz Roja Mexicana para la atención de los primeros auxilios en caso de alguna situación a cualquier ciudadano de este municipio.
 
Así mismo, se anexa una entrevista realizada a un paramédico para que de esta manera los que aún no tienen la suerte de convivir con alguno de ellos se puedan dar una idea de lo que se pretende sembrar en sus conciencias.
 
Los paramédicos se enfrentan a situaciones en donde día con día toman decisiones que pueden significar la vida o la muerte, y así lo entendió Miguel Ángel Arreola Barrientos, quien, al vivir el accidente de su hermano, a la semana decidió enlistarse como voluntario de la Cruz Roja, mientras su hermano Jesús Manuel, a consecuencia de una mala atención al momento del accidente, fue enviado a la ciudad de Monterrey con lesiones que le dejarían seis cicatrices a él y a su familia.
 
Arreola Barrientos compartió que mientras Jesús continuaba en Monterrey con un largo proceso de recuperación, él continuaba de voluntario y capacitándose.
 
Al año del accidente sufrido y ya recuperado Jesús decidió al igual que su hermano, enlistarse como voluntario de Cruz Roja, quien para ese entonces ya era paramédico oficial.
 
Llevaron juntos la capacitación de cómo utilizar los bloques, las arañas, las tablas, cómo suministrar al pie de la letra los primeros auxilios, lo que con el tiempo los ha llevado a ser unos buenos paramédicos.
 
GAJES DEL OFICIO
 
Miguel Arreola comparte la experiencia y asegura que existen ocasiones en que familiares que llegan al lugar de los accidentes, “nerviosos, gritando, queriendo sacar ellos mismos del área del siniestro a su familiar, cosa que no se debe de hacer, pues ponen en riesgo su vida”.
 
“Nos han agredido verbalmente en esos momentos sin saber, ni tanto la víctima ni los familiares, que nosotros pasamos por un accidente también y que a consecuencia de ese accidente estamos aquí ayudando y dando la mejor atención”, dijo en entrevista.
 
Externó que su hermano cuenta con seis cicatrices en el cuerpo, “unas visibles y otras no, esas son cicatrices que nos hacen recordar por qué debemos de aplicar bien los conocimientos adquiridos, nos hacen recordar el dolor que se siente en esos momentos”.
 
RECIBEN ATAQUES
 
Miguel Ángel dijo que también les ha tocado atender a personas lesionadas en riñas, “es donde nos han atacado hasta con piedras, al personal y a la unidad móvil, pero no solamente en accidentes o riñas nos han agredido, también nos han tocado en llamados de personas con problemas de salud”, aseveró.
 
“En ocasiones nos encontramos con que son personas conocidas públicamente, que por ser personas de renombre en la sociedad te quieren tratar mal o quieren ocupar la ambulancia como un taxi, cosa que está mal y más en ellos que incluso nos amenazan con despedirnos, sin saber que estamos aquí para ayudar a la sociedad en los momentos más necesarios, desde un accidente hasta un desastre natural”, explica con un dejo de descontento.
 
AGRADECEN AYUDA
 
Por otra parte, Jesús Manuel dijo que existen personas agradecidas, “ocurre a veces que nos ven comiendo en la calle y se han acercado a saludarme, y le platican a la persona que los acompaña, -mira, él es el paramédico que me atendió en el accidente-”, comunicó.
 
“Hay otras que al momento de que me he parado a pagar la cuenta en algún restaurante, me dicen que ya está pagada y pues preguntas quién la pagó y te dicen que el señor que está en aquella mesa y pues vas a agradecer el gesto y te dicen, a usted le debo la atención de mi mamá o a un familiar”, se siente bonito, dijo.
 
LOS SIGUEN EN REDES SOCIALES
 
“También me ha tocado que vas en la calle y te saludan, bueno ya con esto de las redes sociales ya me han agregado a mí y a mi hermano en Facebook, personas tanto hombres como mujeres, que te dicen, ¿no se acuerda de mí? usted me atendió en tal o cual lugar, o de ¿Cómo está? usted ayudó a mi papá cuando sufrió un ataque al corazón, usted fue el que le ayudó y cosas así te agradecen y te hacen ver que estás dando un buen servicio y te motiva a seguir”, dijo Jesús Manuel, emocionado.
 
Destacó que algunas veces han acudido personas a la base de la Cruz Roja a donar collarines, gasas, vendas, “son personas que agradecen el servicio prestado en algún momento”.
 
MOMENTOS IMPACTANTES
 
Miguel Ángel recordó que hace tiempo estaban él y su hermano en la base y les reportaron vía radio que había un menor atropellado, “cuando dan la dirección nos dimos cuenta de que es en la calle donde vive mi hermano Jesús, y la verdad sí nos puso a pensar en lo peor, porque mis sobrinos se salían a jugar siempre a la calle”.
 
“Acudimos al lugar y el menor atropellado era un niño que se juntaba con mis sobrinitos, un menor que nos tocó verlo crecer, lo trasladamos a la Clínica del IMSS, pero al llegar perdió la vida debido al golpe que tenía en la cabeza, ésa es una cosa que no se nos olvida y es por eso por lo que también les prestamos más atención a los niños cuando están involucrados en eventos, a ellos son los primeros que atendemos y trasladamos de emergencia”, dijo con los ojos llenos de lágrimas.
 
Explicó que hasta el momento se cuenta con una buena generación de voluntarios que les ha nacido de corazón tender la mano cuando alguien la necesita.
 
A estos jóvenes valores se les capacita constantemente para que se desarrollen bien, “ante todo hay que cuidarnos entre nosotros como uno mismo, el utilizar los guantes y el equipo adecuadamente”, externó.
 
“Nos tocó una vez con una persona lesionada en la construcción del teatro de la ciudad que para bajarla se tuvo que utilizar una grúa, cuando lo estábamos empezando a preparar para bajarlo en la tabla y con la ayuda de la grúa, dice un paramédico de otra dependencia, deja me subo y me bajo con él para salir en la foto, a lo que respondí, primero ponte el casco y gánchate el arnés, luego ya si quieres te pones para la foto”.
 
Pertenecer a la Cruz Roja es una labor noble que sin duda alguna pocos están dispuestos a realizar, obteniendo como pago la satisfacción que proporciona el hecho de ayudar siempre con la intención de no recibir nada a cambio.