Una mujer de Manchester, Inglaterra busca que un diseñador haga un bolso con la piel de su pie que será amputado, Joan, residente de Mánchester de 55 años, padece la enfermedad arterial periférica y pronto tendrá que someterse a un cirugía para que le retiren parte de su extremidad izquierda.

La mujer busca que algún diseñador trabaje con piel humana, en lugar de que su pie termine como un deshecho, el pedido fue hecho a travez de un sitio web de diseñadores y a ofrecido 3.000 libras esterlinas (3.900 dólares) por un bolso de tamaño medio y asa corta.