El joven de 29 años perdió la vida al ingerir cantidades de alcohol y aceites para transmitir a través de su canal en vivo donde ganaba 500 yuanes que son mil 414 pesos por cada video.

Chu, nombre del ahora fallecido había anunciado retirarse de plataforma en un video donde se notaba alterado por los riesgos a su salud, pero sus seguidores le pidieron continuar con sus videos.

En la transmisión antes de su muerte se puede notar el deterioro de su salud y como empezó a sentirse mal para detener el video y correr hacía al hospital donde perdió la vida.

La aplicación de Liaoliao bloqueó el acceso a la cuenta de la víctima, informa ‘South China Morning Post’, sus familiares culpan a la gran cantidad de alcohol que ingirió durante los últimos meses.