Un grupo de 7 indocumentados de origen chino, fueron detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza, tras efectuarse una persecución en un área de Comstock, en hechos registrados  el 10 de noviembre.

En el informe que dio a conocer el jefe del sector de la agencia de migración federal, Raúl L. Ortiz, menciona que, con los migrantes asiáticos, estaba un indocumentado mexicano al que identifican como el sospechoso de contrabando humano, así que fue puesto bajo custodia y enfrenta cargos por los cuales puede ser condenado hasta 10 años de cárcel.

El grupo estaba conformado por seis hombres adultos y una mujer adulta. Todos fueron trasladados a la estación de Comstock y procesados según las pautas de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU.