#Caravana de hondureños va rumbo a Estados Unidos en plena pandemia

Cientos de hondureños formaron una caravana que partió rumbo a Estados Unidos este miércoles, según informó Reuters. Van en busca de mejores condiciones de vida, dado que el coronavirus ha matado a más de 2.000 personas y paralizado la economía de la nación centroamericana, informaron medios locales.

Los migrantes, en su mayoría hombres y mujeres jóvenes que llevaban mochilas y niños pequeños, partieron de una terminal de buses en la ciudad norteña de San Pedro Sula rumbo a la frontera con Guatemala, según la televisión local.

«Me voy con mi esposo y mis dos hijos. No hay trabajo aquí. No hay nada que hacer. Y si encuentras trabajo solo te pagan 100 lempiras (US$ 4) al día», dijo una mujer que se identificó como Cristina en el programa de televisión local Hoy Mismo.

De acuerdo con Reuters, el grupo del miércoles representa la primera caravana de migrantes que sale de Honduras en 2020. A medida que la nación sufre el mayor declive económico registrado en su historia, después de seis meses de estrictas medidas de bloqueo para frenar la propagación del coronavirus.

Guatemala deportó a Honduras a 110 miembros de la caravana migrante que salió el miércoles de la ciudad de San Pedro Sula, informó una fuente oficial en Tegucigalpa.

Según autoridades migratorias de Guatemala, cruzaron a ese país, de manera “violenta”, al menos 3 mil hondureños por Corinto, “poniendo al frente a niños y mujeres”, y sin cumplir los protocolos sanitarios, ni registrarse en el punto aduanero.

Por su parte, la vicecanciller hondureña, Nelly Jerez, advirtió a sus compatriotas que la entrada a EU de una caravana de más de “mil 250 migrantes” que partió el miércoles de su país va a ser “nula” e hizo un llamado a no exponerse a la pandemia y a la creciente “xenofobia” en Guatemala y México.

En octubre de 2018, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó enviar soldados a la frontera con México. Esto, en respuesta a las caravanas de migrantes centroamericanos moviéndose hacia el norte con dirección a EE.UU.

Trump arremetió contra la inmigración no autorizada en su exitosa campaña presidencial de 2016. En 2018, afirmó que los soldados eran necesarios para asegurar la frontera contra los migrantes.

Pero, como informó Reuters, los críticos dijeron que la medida fue un truco político. Pues se desarrolló en el período previo a las elecciones del Congreso de Estados Unidos en noviembre.