Siete indocumentados fueron detenidos y turnados ante la delegación de la Fiscalía General de la República, luego de amotinarse en las instalaciones del Instituto Nacional de Migración y provocar un conato de incendio en el lugar.

Los hechos se registraron la mañana de éste martes en las oficinas de la dependencia, instaladas en el Puente Internacional numero Dos, provocando la activación del Código Rojo y la movilización de corporaciones policiacas.

Héctor Gerardo Menchaca González, enlace municipal en temas migratorios, indicó que se trató de migrantes que se encontraban asegurados por el instituto y que estaban a espera de ser deportados a sus lugares de origen.

Estableció que una vez controlado el incidente, los siete migrantes serán procesados como delincuentes por las autoridades federales, y una vez que cumplan su sentencia, entonces sí serán sujetos a la deportación.

Héctor Menchaca advirtió que de parte de las autoridades, empezando por el alcalde Claudio Bres, no habrá tolerancia contra quienes alteren el orden, cometan algún delito o violenten el alojamiento que la ciudad les ofrece.