La mujer quedará de por vida en el registro de ofensores sexuales por una serie de delitos sexuales cometidos en contra de menores de edad.

Los hechos habrían ocurrido en octubre y noviembre de 2017, cuando Coral Lytle, residente del condado de Tulare, habría sostenido relaciones íntimas con dos adolescentes, de 14 y 15 años, a quienes proporcionaba cigarillos, alcohol y material pornográfico.

Este lunes 4 de noviembre se conoció la sentencia de la acusada, quien deberá pasar cuatro años tras las rejas por los abusos cometidos. Lytle, de 42 años, no se opuso a los cargos presentados por la Fiscalía del Distrito en la audiencia del 1 de octubre, por lo que no se realizó juicio. Como una estrategia de la defensa, el hecho de evitar el juicio significó que la condena fuera mucho menor, y no los 17 años que pedía el Fiscal.

Hallan culpable a mujer que abusó sexualmente de los novios adolescentes de sus hijas

“Coral Lytle es un depredador y esta oficina estuvo preparándose durante años para contarle eso a un jurado. Si bien estoy agradecido de que ella cumplirá condena en prisión y tendrá que registrarse como delincuente sexual, la sentencia no refleja el impacto de por vida que tuvo en sus víctimas”, dijo el Fiscal del Distrito, Tim Ward.