Contingencia por Covid-19: la oportunidad para ‘enderezar’ el mercado laboral

El Covid-19 agudizó la situación de miles de mexicanos pues el mercado laboral ya era débil, como se ve en esquemas ilegales de contratación.

Para rescatar miles de trabajos que están en riesgo ante la aplicación de medidas para contener la propagación del coronavirus Covid-19 es imprescindible apoyar a las empresas, pero estos subsidios podrían ser un buen mecanismo para obligar a diversas empresas a regular la situación de muchos trabajadores.

Aunque la propagación del Covid-19 agudizó la situación de miles de mexicanos, pero el mercado laboral ya era débil y en muchos casos utilizaban esquemas ilegales de contratación, recuerda Rogelio Gómez Hermosillo, director de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

El especialista advierte que será necesario entrega de apoyos económicos directos a personas que se quedaron sin ingresos y subsidios a empresas que hayan reducido sus ingresos a cero, condicionado a que se destine de forma íntegra a mantener la planta productiva y el pago de nómina.

“Hay que empezar a discutir cómo hacer apoyos condicionados, que el gobierno condicione apoyos a derechos laborales vamos resolviendo el precario mundo del trabajo”, apuntó.

A las empresas también se les podría condicionar el apoyo gubernamental a la regulación de posibles trabajadores que estén integrados a su planta laboral sin un contrato estable o para certificarse como empresa socialmente responsable en un par de años.

“Por ejemplo se podrían generar un subsidio que vieron reducidos sus ingresos a cero, pienso en la industria restaurantera y hotelera, pero hay muchas que bajaron sus ingresos, los datos están ahí de su declaración al IMSS al SAT con eso se puede cuadrar la información”, detalló.

Al retomar datos del Inegi, el Observatorio Ciudadano de Trabajo Digno apunta que 32 millones de personas no ganan lo suficiente para adquirir la canasta básica para dos personas, 34 millones de personas trabajan sin acceso a servicios de seguridad social. 18 millones tienen empleo sin contrato estable y 7.7 millones están desempleadas.

A eso se agrega que desde la aplicación de las medidas de distanciamiento social, aproximadamente 350,000 personas se han quedado sin empleo, de acuerdo con datos de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STyPS).