Cubrebocas, parte del uniforme para soldados en Desfile Militar del 16 de septiembre

El Ejército ya comenzó con las prácticas para el desfile del 16 de septiembre, que una vez más volvería a tener contingentes a pie.

Por: Agencias

Ciudad de México.- Como cada año en estas fechas, en el Campo Militar Número uno, se alistan los uniformes, se limpian las armas y se lustran las botas; desde temprano se practica, se marcha, se corrige y se repite, pero en esta ocasión, se hace con caretas y cubrebocas.

El Ejército comenzó ya con las prácticas para el desfile del próximo 16 de septiembre, que una vez más volvería a tener contingentes a pie, luego de que el año pasado la pandemia de Covid-19 hiciera que la tradicional fiesta se viera reducida, obligando a los miles de visitantes, a quedarse en casa.

 

Diecisiete meses después de ser decretada la pandemia, y a menos de un mes de la conmemoración por el 211 Aniversario de la Independencia de México, el gobierno federal aún no tiene definido si permitirán el acceso al público, la ruta que recorrerán los contingentes militares, el número de efectivos o los vehículos que participarán, pues dependería del semáforo epidemiológico de la Ciudad de México y de la decisión que se tome desde Palacio Nacional.

“Debemos entender que hace un año fue el desfile motorizado, queremos regresar a antiguas tradiciones, que es desfilando a pie, lógicamente de acuerdo con disposiciones de la Secretaría de Salud como el uso de cubrebocas y sana distancia”, advierte el Mayor de Caballería, David Díaz Palafox, integrante del comité de Planeación para el Desfile.

Reconoce que se trata de un nuevo reto el tener que marchar con las reglas impuestas por una pandemia, pero no imposible, pues se trata –dice- “de ser un ejemplo para la ciudadanía”.

 

Mientras tanto, en el campo militar, se prepara la brigada de Fusileros Paracaidistas, lista para descender “del cielo a la misión”, como reza su lema, y caer una vez más sobre el Zócalo de la Ciudad de México el próximo jueves 16 de septiembre, con o sin público.

Así, el contingente será encabezado por un guión, un mando, un grupo de comando, una banda de guerra; especialistas en paracaidismo militar, personal especializado en infiltración, precursores de asalto aéreo, especialistas en montaña, y en armas de apoyo: cuatro compañías de fusileros paracaidistas, 632 hombres y 88 mujeres, este último cada vez con mayor presencia.

“Desde 1975, se empezó a llevar a cabo la calificación de mujeres, a la fecha son 600 mujeres las que nos hemos calificado como paracaidistas, y desde 2017 se integró operativamente a las mujeres en este cuerpo especial de Brigadas de Fusileros ya como parte orgánica de la unidad”, explica la Teniente Coronel Eloísa Escudero, también integrante del comité de Planeación para el Desfile.

El año pasado, fueron convocados apenas 671 participantes, que desfilaron a bordo de 81 vehículos, 56 aeronaves y 66 caballos; y el presidente Andrés Manuel López Obrador aprovechó la fecha para condecorar con la presea “Miguel Hidalgo” a los trabajadores de la salud.

 

En 2019, fueron 13 mil 111 los elementos requeridos, 416 vehículos, entre ellos pipas de Pemex adquiridas en esta administración, así como 74 aeronaves, 218 caballos, y 155 canes.

Hoy, la conmemoración por los 211 años de la Independencia aun es incierta, pero en el campo militar ya se preparan para marchar una vez más.