#CureVac busca producir 900 millones de dosis en dos años

La compañía biofarmacéutica CureVac, que espera tener lista y autorizada para su distribución su vacuna contra Covid-19 en 2021, quiere producir hasta 300 millones de dosis el próximo año y hasta 600 millones en 2022.

CureVac informó este martes de que va a crear una red europea integrada con otros socios para acelerar la producción de su vacuna CVnCoV, que se basa en el ARN mensajero o ARNm.

“Los preparativos para el inicio de la producción y la transferencia de tecnología necesaria están en marcha”, según la empresa alemana.

En estos momentos también construye un laboratorio de producción de grandes cantidades de vacunas en su sede en Tubinga (suroeste de Alemania) subvencionado por el Banco Europeo de Inversiones.

La Comisión Europea (CE) anunció este lunes que ha llegado a un acuerdo con Curevac para adquirir 405 millones de dosis de la vacuna que desarrolla contra el coronavirus, al tiempo que negocia un contrato con la estadounidense Moderna que espera cerrar próximamente.

CureVAc va a recibir ayudas del Estado alemán de 252 millones de euros y obtuvo en agosto casi 200 millones con su salida a la bolsa en Nueva York.

Su vacuna se basa en el ARN mensajero, que es el ácido ribonucleico que transfiere el código genético procedente del ADN del núcleo celular a un ribosoma en el citoplasma, la parte de la célula que se encuentra entre el núcleo y la membrana plasmática.

En el citoplasma se descifra la información para que el cuerpo humano produzca la proteína del virus, que desencadena la reacción inmunológica para protegerse de él.

Al recibir la vacuna el cuerpo humano debe producir esas proteínas del virus.

La vacuna basada en genes transporta las instrucciones genéticas para que las células del cuerpo fabriquen el antígeno, suministrando el material genético que instruye sobre cómo fabricarla.