Familiares de un repartidor de comida rápida en Allende Coahuila, presentaron una denuncia publica ante diferentes medios de comunicación por la supuesta detención arbitraria cometida por elementos de la Policía Estatal Coahuila destacamentados en el municipio.

Irene Torres madre del afectado, narró que el pasado miércoles a la 1 de la tarde aproximadamente su hijo Jesús Alberto Torres fue levantado por los elementos estatales, con todo y su motocicleta que el utilizaba para repartir pollo, y fue hasta las 10:30 de la noche cuando lo pusieron a disposición del ministerio público de la región noirte II.

Agregó que durante las horas que lo mantuvieron en su poder, lo golpearon y le sembraron droga, según manifestó el joven.

“Cuando acudimos en su búsqueda nos amenazaron de muerte con una pistola”, señaló la madre.

“Vamos a interponer una denuncia formal por la detención arbitraria de mi hijo y acudiremos con el gobernador, de ser necesario, para que ponga un alto a los malos elementos como los que torturaron a mi hijo”, agregó la madre de familia.

Mencionó también que esperan que el alcalde del municipio Antero Alvarado tome conocimiento y haga algo con el tipo de detenciones arbitrarias que realizan los elementos que tiene como mando único en el municipio, ya que no es la primera vez que estos casos ocurren.

Invito también la madre afectada, a la ciudadanía a no tener miedo, a hablar y manifestar sus quejas ante los abusos de las autoridades estatales para así tratar de poner un alto y frenar la violencia que los mismos policías imponen en la localidad.