Dos elementos de Protección Civil del municipio de Villa Unión, identificados como Joaquín Cabrera y Antonio Espinoza, quienes se desempeñan como Bomberos, desaparecieron desde el sábado al mediodía, cuando civiles armados balacearon la Presidencia Municipal.

Familiares de los bomberos, se entrevistaron con el Gobernador Miguel Ángel Riquelme, para solicitar su intervención, ya que presumiblemente fueron levantados por la célula que atacó la alcaldía.

El mismo Gobernador afirmó que varios menores de edad y adultos, fueron levantados en diferentes partes del municipio, con la finalidad de que les dieran a conocer las rutas para escapar de las fuerzas del orden, y que incluso varias personas fueron liberadas por el mismo grupo horas más tarde.

El gobernador dijo que afortunadamente los bomberos no estaban en la lista de los 14 fallecidos hasta la noche del sábado, ni en la lista de los heridos.

A través de las redes sociales, familiares y sus compañeros bomberos, realizan una cadena de oración para que aparezcan sanos y salvos