Designan a exdirigente del PAN Coahuila como magistrado, aún sin cumplir los requisitos 

El exdirigente estatal del Partido Acción Nacional, Bernardo González Morales, habría sido designado por el Congreso del Estado como magistrado numerario del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, del Poder Judicial de Coahuila, pese a no cumplir con los requisitos exigidos para el cargo.

Lo anterior se desprende del hecho que, de acuerdo con la página electrónica de la Secretaría de Educación Pública, a González Morales le habría sido expedida la cédula como Licenciado en Derecho apenas este año.

De acuerdo con el artículo 136-A de la Constitución de Coahuila, para ser magistrado del Tribunal de Conciliación y Arbitraje se requiere “cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 138 de esta Constitución y tener como mínimo tres años de experiencia acreditable en materia laboral”.

Dado que González Morales no contaba con cédula profesional sino hasta hace unos días, no pudo fungir como litigante en ningún caso ventilado ante ninguna instancia jurisdiccional del País, pues para ello es indispensable contar con cédula profesional, como lo exigen las leyes respectivas.

En el caso de la materia laboral, la Ley Federal del Trabajo establece, en su artículo 685 Bis, que en los procesos laborales debe garantizarse la debida defensa por lo que las partes pueden contar con un apoderado legal “quien deberá ser Licenciado en Derecho o abogado titulado con cédula profesional”.

Esta circunstancia haría que no se acreditara el requisito de contar con un mínimo de “tres años de experiencia acreditable en materia laboral”.

Pese a ello, y a propuesta del Poder Ejecutivo, el Congreso de Coahuila aprobó su nombramiento y le tomó protesta al nuevo magistrado numerario, así como a dos magistradas más que se integran al Tribunal Superior de Justicia: María Eugenia Galindo Hernández y María Luisa Valencia.

La trayectoria pública de González Morales tampoco permite acreditar su experiencia en materia laboral, pues su desempeño profesional más reciente se dio como dirigente estatal del Partido Acción Nacional y durante dicho período fungió varias veces como representante de dicho ente político ante el Consejo General del extinto IEPC, lo que en todo caso, serviría para acreditar experiencia en dicha materia.