WASHINGTON – El número de inmigrantes mexicanos que viven en Estados Unidos sin autorización ha disminuido tan bruscamente en la última década que, por primera vez, ya no constituyen la mayoría en ese rubro, de acuerdo con un cálculo del Centro de Investigaciones Pew difundido el miércoles.

Pero el número de centroamericanos que están ilegalmente en el país va en aumento: de 1.5 millones en 2007 a 1.9 millones en 2017, reveló el estudio.

Antiguo campo de concentración será centro de detenciónAntiguo campo de concentración será centro de detención
Ahora albergará a unos 1,400 niños migrantes.(Publicado miércoles 12 de junio de 2019)
Pew, al igual que otras entidades investigadoras, señaló el declive en las tasas de natalidad entre los mexicanos como una de las principales razones para el cambio demográfico. En 2015, Pew reportó que había más mexicanos que salían de Estados Unidos de los que llegaban, lo que representaba el final de una de las mayores olas migratorias en la historia estadounidense, remontándose a 1965 y finalizando alrededor de la Gran Recesión.

La cifra refleja el dilema que Estados Unidos enfrenta en su frontera sur: el número de migrantes centroamericanos que cruzan la frontera entre México y Estados Unidos aumenta drásticamente, y no son enviados de regreso fácilmente al otro lado de la frontera, a diferencia de años previos, cuando la mayoría de los migrantes eran hombres solos procedentes de México.