Castaños, Coah.- “Oh my God, oh my God”, eran los gritos de un joven vecino de la colonia Independencia, después de quedar prensado en su camioneta, pues se atravesó al paso de un tráiler; el accidente fue a una cuadra del lugar donde vive el lesionado.

Los hechos se registraron sobre el bulevar Gustavo Galaz a la altura de la colonia en mención, lugar donde paramédicos de Cruz Roja acudieron con su equipo hidráulico para poder extraer del interior de la destrozada camioneta a Luis Gerardo Méndez Ortiz, de 25 años de edad, mismo que vive en Libertad número 300 en la colonia Libertad.

Mientras las labores de paramédicos era el de sacar con bien a esta persona, varios curiosos se iban acercando más y más para tener la noticia de frente, debiendo ser acordonado el sitio a fin de que no interrumpieran las labores.

“Le eché la luz, hasta le pité”, indicaba Ramón, el trailero que se vio involucrado en la potente colisión, él tuvo que ser asegurado como parte de la dirigencia policiaca, donde también rendirá declaración ante un Ministerio Público.

Los hechos se registraron cerca 22:30 horas de ayer, el operador de un quinta rueda Kenworth, en color blanco, de la empresa AMN, circulaba sobre la principal vía castañense con dirección al norte, lo hacia en el carril de alta velocidad.

Justo al llegar a la calle Luis G. Urbina, le sale repentinamente el chofer de la camioneta, este se encontraba en estado etílico y quiso incorporarse a la vía, ya que ambos circulaban a gran velocidad ninguno pudo frenar.

Tras el potente accidente quedó el presunto responsable atrapado entre los fierros retorcidos, con lastimaduras en todo el cuerpo, suplicaba hasta en inglés para que lo sacaran lo más pronto posible, de su prisión temporal, en la cabina de una Chevrolet en color blanco.

Los elementos de Seguridad Pública acudieron al sitio y empezaron a dar vialidad para evitar se registrara otro incidente; ya entre paramédicos de la benemérita institución y también Bomberos Voluntarios, empezaron con las maniobras de rescate.

La labor se prolongó varios minutos, hasta que por fin lograron liberar el cuerpo de la persona lesionada, que luego sería llevada a un nosocomio en Monclova.