El IMSS ofrece llegar a las últimas consecuencias por bebé muerto en clínica de Torreón 

El Instituto Mexicano del Seguro Social ofreció efectuar una investigación “hasta las últimas consecuencias” en el caso del bebé que la semana pasada fue dado por muerto en una clínica de Torreón, y enviado a la morgue de donde fue rescatado vivo para morir, posteriormente, por problemas cardiacos.
El director del IMSS en Coahuila Leopoldo Santillán Arreygue estuvo con el padre, la madre y el abuelo del fallecido y les externó su compromiso de efectuar una investigación pulcra para garantizar que la negligencia en la que incurrió el personal no se repita.
Mediante un comunicado en el que no reconoce la negligencia médica del personal del Hospital General de Zona 16, de esa ciudad lagunera, que dio por muerto al recién nacido Jesús Sebastián y lo envió a un cuarto frío, la Oficina de representación del IMSS en Coahuila señala que, al declarar el fallecimiento, los padres permanecieron con él y corroboraron la ausencia de vitalidad en presencia del Ministerio Público.
La madre Daniela Hernández dio a luz el jueves 19 a Jesús Sebastián en un parto prematuro de seis meses de gestación, tras lo cual los médicos dieron por muerto al producto y lo enviaron al depósito de cadáveres, donde estuvo en el frío durante horas, hasta que detectaron que seguía con vida y lo rescataron.
El menor fue atendido en la misma Clínica 16 del IMSS en Torreón, aunque pereció el domingo, como explica la institución en un comunicado difundido el lunes:
Se menciona que Jesús Sebastián estuvo el viernes y sábado bajo el cuidado de personal de la división de Atención Ginecoobstétrica y Perinatal, del IMSS y los resultados de sus observaciones fueron enviados a la Ciudad de México como parte del deslinde de responsabilidades.
Santillán Arreygue se reunió con el padre, la madre y el abuelo del niño fallecido y les externó su compromiso de efectuar una investigación “pulcra” para que no se repita lo ocurrido.