Empresario rompe en llanto al decirles a sus empleados que cerrará por crisis de COVID-19

Sonora.- La pandemía del coronavirus esta causando estragos en la economía mundial y en México no son la excepción, unos de los afectados son los empresarios quienes algunos han tenido que cerrar su negocio.

Tal es el caso del comerciante identificado como Ramón Sesma quien compartió un video en su cuenta de Facebook, en el cual señaló a sus trabajadores que esta semana será la última que les pagará.

El empresario no pudo contener sus lagrimas al explicar que lamentablemente no solo su sueño y su esfuerzo de 30 años se ha derrumbado, sino también los deja a la deriva a ellos.

Ramón expresó en el video que él no nació en una familia adinerada, sino que su padre lo sacó adelante con el sueldo de un policía y que él trabajó duro para crear su propia empresa.

“Soy empresario, no nací rico ni millonario. Mi padre nació en Caborca y vivió del sueldo de un Policía y a los 14 años se vino a Hermosillo con un par de zapatos agujereados. Él siempre me inculcó la humildad, empecé a trabajar a los 7 años, de paletero y repartidor de periódicos, él siempre me inculcó la humildad, empecé a trabajar a los 7 años, de paletero y repartidor de periódicos”, dijo.

Compartió que en sus empresas emplea a cerca de 80 personas directamente, pero que para poder sacar a flote sus negocios, tiene sus propiedades hipotecadas.

“Ser empresario en México es una de las actividades más sufridas, dolidas. Arriesgas tu capital, pides prestado dinero, hipotecas tus propiedades o lo poquito que tienes. Lo arriesgas todo por un sueño, por darle empleo a la gente, porque tus ideas funcionen, por ayudar a familias para que tengan un sustento diario, pero es muchas veces mal comprendido, creyendo que uno es millonario”, apuntó.

Sesma además criticó la falta de apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador a los comerciantes.

“¿Por qué no rescata a las empresas? Tenemos mucho dinero para que se lo pueda dar a los pequeños empresarios, como yo, o medianos; entre nosotros soportamos al 75% de los empleados de México. Que deje su necedad que todos los empresarios somos millonarios”. señaló.

“Tengo que preguntarles, qué hago porque ya no me puedo seguir desangrando, yo les he estado pagando semanalmente. Tengo que pagar la energía eléctrica. ¿Qué quieren que haga con el último dinero que me queda, se lo pago al Gobierno de impuestos y Seguro Social o se los doy a ustedes?”.

Entre lágrimas se lamentó de que fuera la última vez que les diera un sueldo.

“Me siento muy frustrado, me duele el corazón de decirles que es la última vez que puedo pagarles. Es muy duro para mí porque los quiero mucho y me da impotencia el Presidente que tenemos”, dijo.