Oscar García Miranda, director de Seguridad Pública de Allende, perteneciente al Mando Único, negó que haya habido detención de personas durante el aseguramiento de dos vehículos en el rancho La Esmeralda, ubicado en los límites de Allende y Villa Unión, por el camino al ejido Galeras, el pasado sábado.

Detalló que el encargado del rancho alertó a las autoridades sobre la presencia de dos unidades dentro del predio: una camioneta cerrada Tahoe y una Dodge azul modelo aproximado 2002.

Agregó que las unidades presentaban daños de choques y una tenía una llanta ponchada, sin embargo, no hubo personas arrestadas ni se encontraron armas ni equipo táctico.

García Miranda dijo que después que las autoridades levantaron pruebas periciales, ambas unidades fueron consignadas al Ministerio Público de la ciudad de Piedras Negras.

Aseguró que fueron falsas las versiones que se escucharon en las redes sociales sobre supuestas balaceras, y que Allende está seguro y que no bajaran la guardia en materia de seguridad.

Sin embargo el ejercito mexicano en su declaración hace mención que al acudir en un patrullaje acompañado de fuerzas estatales se encontraron con sujetos armados en unas camionetas las cuales desato una persecución, así como intercambio de disparos de arma de fuego.

Los sujetos armados quienes defendieron de las unidades empezaron a disparar con armas de grueso calibre a los elementos de la milicia los cuales repelieron la agresión.

Los sujetos al verse superados por el ejercito mexicano tratan de escapar para asi iniciar una ves mas una persecución pedestre entre el monte, fue al filo del medio día cuando se logro detener a dos sujetos quienes vestían de negro, asi mismo se les aseguro un arsenal.

Estos dos sujetos fueron puestos a disposición de un Juez Federal en la ciudad de Piedras Negras