Elementos del grupo BETA, en coordinación con autoridades estatales lograron recuperar el cuerpo de un masculino que murió ahogado en las traicioneras aguas del río Bravo.

Pescadores que se encontraban en el área correspondiente a la colonia Presidentes, reportaron a emergencias el avistamiento de un cuerpo flotando, por lo que se registro la redada.

El cuerpo aparentemente corresponde a un migrante, el cual portaba pantalón de mezclilla y playera de color negro, sin aparentes huellas de violencia y con un estado avanzado de descomposición.

El cuerpo fue puesto disposición del servicio médico forense, donde se va llevar acabo la necropsia de ley para saber las causas reales de la muerte.