El Comité Asesor de Arqueología de la Misión Álamo encontró fragmentos de huesos humanos dentro de la Iglesia de Álamo y Long Barrack.

Las investigaciones arqueológicas para ubicar los cimientos de la Iglesia de Álamo y el Cuartel Largo llevaron al descubrimiento de fragmentos de huesos humanos dispersos.

“El Comité Asesor de Arqueología de la Misión Alamo ha sido notificado del descubrimiento de fragmentos de huesos humanos encontrados en una unidad de excavación arqueológica dentro de la Iglesia de Álamo y Long Barrack. La excavación mostró que el área había sido previamente perturbada como resultado de la instalación de la red de alcantarillado y la construcción anterior”, informó el Comité Asesor de Arqueología de la Misión Alamo (AMAAC).

Por tanto, las investigaciones arqueológicas continuarán para obtener una mejor idea de lo que ocurrió en esas áreas de la Iglesia y Long Barrack, además de determinar si estos fragmentos son los únicos restos en estas excavaciones.

“El objetivo final del proceso es proteger la valiosa historia y herencia de todas y cada una de las personas enterradas en la Iglesia”, señalaron.

Las oficinas de gobierno, incluida la Oficina del Médico Forense del Condado de Bexar, la División de Arqueología de la Comisión Histórica de Texas, la Oficina General de Tierras de Texas y nuestros arqueólogos designados, y el AMAAC han sido notificados del descubrimiento.

Se dijo que la comunidad será informada de descubrirse y revelarse más detalles.