Los hijos de la pareja acusada del presunto secuestro agravado y feminicidio de Fátima, también habrían sido víctimas de abuso por su padre en la Ciudad de México.

Según exámenes psicológicos practicados a los tres menores revelaron que tenían signos de abandono, perturbación y tocamientos, de acuerdo a El Universal.

Mario presuntamente los obligaba a ver y hacer cosas en contra de su voluntad.

La pareja fue detenida la noche del miércoles en el Estado de México a donde huyeron procedentes de Xochimilco.

Mario quería una novia joven y Giovana le llevó a Fátima

Frente a las autoridades, Gladis Giovana confirmó que ella entregó a Fátima con Mario, pues éste le había pedido una “novia joven” que le durara por mucho tiempo. Antes, según dichos de la mujer, la había amenazado con abusar sexualmente de sus dos hijos.

Giovana aseguró que, por temor, le llevó a Fátima, pues se acordó que su familia no le prestaba mucha atención a la menor.

De igual manera, la mujer confesó que ella misma asfixió a Fátima con un cinturón. Una vez cometido el crimen y al darse cuenta que eran buscados por las autoridades, decidieron abandonar el cuerpo en el baldío, donde fue encontrado, y decidieron escapar.

Ambos confesaron cómo fue que se concretó la agresión. Giovana aseguró que Mario no mostró arrepentimiento, sin embargo, dijo sentirse arrepentida pero que no tenía opción, pues le tenía miedo y no quería que atacara a sus hijos.

Este relato ya obra en las actuaciones ministeriales del caso.