Un indocumentado mexicano de 17 años, originario del estado de Puebla, fue trasladado a la sala de emergencia del Hospital Fort Duncan de Eagle Pass tras sufrir una picadura de una araña venenosa conocida como “viuda negra”.

Las autoridades en Eagle Pass informaron que el joven migrante recibió la picadura en la mano izquierda.

El herido formaba parte de un grupo de indocumentados que se internó en un área de monte para ingresar ilegalmente a los Estados Unidos.

Personal de la Oficina de Protección del Consulado de México que fue notificado del caso visitó al connacional hospitalizado, el cual está respondiendo favorablemente a los medicamentos, por lo que se espera que pronto sea dado de alta.

Los piquetes de insectos venenosos o de víboras de cascabel son parte de los peligros que enfrentan los migrantes al internarse en áreas despobladas, donde también están expuestos a las inclemencias del tiempo y al riesgo de morir deshidratados.