Joven hondureña con leucemia rechaza ayuda en Tabasco; intentará llegar a EEUU desde Piedras Negras

Tuvieron una oportunidad en Tabasco y la dejaron ir para intentar lograr dos boletos para Estados unidos: el trasplante y la fantasía de todo migrante (el sueño americano)

Por: Agencias
Tabasco. – La frontera norte podría ser su último sueño y lo sabe. Karina Ramírez, rechazó en Tabasco la atención médica ofrecida por las autoridades para evaluar su padecimiento de Leucemia, prefirió recorrer otros 2 mil kilómetros hacia Piedras Negras, Coahuila para intentar cruzar a Estados Unidos y buscar el trasplante de médula ósea que necesita para salvar su vida.

A un mes de pisar territorio mexicano, los hermanos Ramírez emprendieron el reto más grande de sus vidas, tuvieron una oportunidad en Tabasco y la dejaron ir para intentar lograr dos boletos para Estados unidos: el trasplante y la fantasía de todo migrante (el sueño americano).

Cronología de viaje

Kevin y Karina salieron de Honduras, el 21 de febrero y llegaron cuatro días después a la Casa Refugio para Migrantes “La 72” y después de que Milenio difundiera su historia, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), ofreció medidas cautelares para su protección y atención médica especializada que la joven rechazó después de su primera cita, el pasado 17 de marzo.

Ya no esperaron una segunda reunión programada el pasado 21 de abril, fecha en la que un especialista hematólogo daría un dictamen de su afección.

 

Apenas dos días después, sin avisar a los activistas protectores de migrantes en la 72, partieron de madrugada para emprender su viaje al norteño estado de Coahuila, después de hacer una escala en Monterrey.

¿Cuál es el plan?

Desde que Milenio conoció la historia, Kevin, hermano mayor y donante de Karina, soltó renuentemente la intención de llevarla y entregarse a los Estados Unidos, según él, para obtener la atención de salud y trasplante que por derecho cree que, ofrecerán, por su condición de migrantes y la visa humanitaria que poseen.

“Pensamos entregarnos, a ver cómo le hacemos ya en el otro lado (Estados Unidos). Por ahora estoy bien”, dijo Karina a través de un mensaje vía whatsapp.

Posteriormente se enteraron de las medidas migratorias acordadas entre México y el gobierno de Estados Unidos, que cerraron los cruces entre ambos países, hasta el 17 de abril, a viajes esenciales, pero el aviso no enfrió sus ánimos, continuaron adelante.