Casi quince horas de búsqueda realizaron elementos de Protección Civil, bomberos tanto de Saltillo y Ramos Arizpe para localizar el cuerpo de José Manuel Álvarez, que quedó a 12 kilómetros más adelante de donde su camioneta quedó hundida, ya en Ramos Arizpe.

El vehículo fue arrastrado con él al interior de esta, la noche de jueves, desde la colonia Paraíso en Saltillo; la fuerza del agua lo llevó hasta los predios que se ubican en Ramos Arizpe donde está General Motor.

El único sobreviviente del incidente fue el acompañante del conductor, quien se identificó como Alfonso Rafael Pardo, porque este decidió abandonar la camioneta Nissan Estaquitas al observar que empezaban a ser arrastrados por la corriente.

Presuntamente trascendió que José estaba bajo los influjos de bebidas embriagantes por lo que su cuerpo fue llevado al servicio médico Forense para conocer si este estaba ebrio y las causas de la muerte. Aún se espera que las familia reconozca a su ser querido.