Este mediodía fue confirmada la localización de los cuerpos en una brecha de la región, de dos trabajadores que fueron levantados por civiles armados.

Las víctimas fueron identificadas como Joaquín Cabrera y Antonio Espinoza.

Ambos se desempeñaban como elementos de Protección Civil y Bomberos y fueron levantados en la Presidencia durante la balacera, por otra parte del paradero del menor de 15 años al que los delincuentes también se llevaron aún no se tiene conocimiento.

Ayer familiares clamaron por ayuda al Gobernador Miguel Ángel Riquelme durante su recorrido en la localidad de Villa Unión, y este mediodía el delegado de la Zona Norte Uno, Victor Rodriguez Lozano, atendió a los familiares de los desaparecidos, a quienes les confirmó la lamentable noticia.