Una madre de 28 años, planeo el fusilamiento de sus tres hijas en un bosque situado tras la casa de sus bisabuelos, la mujer llamada Abrianne Moore asesino a sus hijas presuntamente por delirios de esquizofrenia.

Autoridades corroboraron que después de asesinato la madre tomo los cuerpos y los guardo en la cajuela de su automóvil para ir a su residencia donde se quito la vida.

Su esposo fue quien encontró los cuerpos al regresar de su trabajo, declaro no entender as razones que llevaron a Moore a realizar el acto por no encontrar una nota de suicidio o alguna conducta sospechosa, solo la lucha que llevaba su esposa con la salud mental al encontrarse en estado paranoico.