Un menor de cuatro años de edad sufrió quemaduras de segundo grado en abdomen, glúteos y genitales después de que se derramara agua caliente al momento de meterlo a bañar.

Los hechos ocurrieron en la calle Huizache, donde vive el pequeño Rigoberto “N”, de cuatro años de edad que fue llevado al Seguro social para su atención médica.

La madre Nadia Lizbeth Castillo Belmares, indicó que iba a meter a bañar a su hijo, cuando este con la mano hizo a un lado la cubeta del agua caliente y se la echó encima.

Al arribo al centro médico, doctores dieron a conocer que el menor sufrió quemaduras de segundo grado en el 18 por ciento de su cuerpo.

Finalmente, elementos policíacos acudieron a tomar conocimiento de estos hechos ante las autoridades médicas.