Un niño murió a consecuencia del golpe que recibió en la cabeza al caerle encima una portería donde jugaba.

El menor de 10 años junto con otro niño, se balanceaban en la portería de futbol rápido colocada en un área deportiva.

Una cámara del sistema de monitoreo del Ayuntamiento registró cuando, en un intento por colgarse de la estructura, esta derribó al niño, quien se golpea en la cabeza, además de quedar atorado en la red de la portería. El otro pequeño resultó ileso al caer parado y corre.

Tras el accidente, una mujer va en auxilio del menor para retirarle la estructura y después llega un policía municipal en su apoyo.

La ambulancia de Protección Civil Municipal trasladó al lesionado a una clínica de la ciudad de Oaxaca, pero murió en el trayecto.

Personal de la Fiscalía General del Estado inició la carta de investigación correspondiente para deslindar responsabilidades.