El pasado 22 de enero, el Fiscal General de Coahuila, Gerardo Márquez Guevara, se comprometió a que en un término de 30 días quedarían resueltas las denuncias en contra de elementos de la Policía Civil Coahuila por abuso, tortura y violación.

Aún siguen sin ser concluidas y actualmente se encuentran rezagadas en el área de responsabilidades de la Fiscalía General de Justicia de esta frontera.

Al ser cuestionado el funcionario estatal sobre estas querellas en contra de los elementos de esta corporación, dijo que llevan gran avance en algunas carpetas de investigación.

“Solo estamos reuniendo más pruebas para poder judicializarlas, obtener un mandamiento legal y así poder concluirlas”, sobre todo en el caso de la joven que fue violada y golpeada en la colonia Valle Escondido de Piedras Negras.

En cuanto a las recomendaciones que emite Derechos Humanos por tortura u otros delitos, el Fiscal aseguró que son atendidas.

Cualquier elemento de la Agencia de Investigación Criminal que incurra en algún delito, será sancionado como lo marca la ley, afirmó Márquez Guevara.

Hasta el momento no se ha dado a conocer ninguna orden de aprehensión o proceso legal que lleve algún elemento, solo hemos notado que en algunos de ellos son cambiados de lugar a otro municipio, pero continúan trabajando normalmente.