Moisés Martínez Solar, de 18 años, fue detenido la madrugada del jueves después de protagonizar una persecución policiaca que concluyó al aventarse con todo y auto al río Bravo, para cruzar nadando a Piedras Negras.

Roberto de León, Jefe de Diputados del Sheriff, dio a conocer que la persecución inició sobre la Carretera 57 y duró casi media hora, hasta que el sospechoso se aventó al río en un vehículo Ford Escape, tras ser rescatado del lado mexicano fue asegurado por la policía de Piedras Negras, siendo durante la misma madrugada entregado a las autoridades de Estados Unidos en el Puente Internacional Dos.