Tal parece que todo comienza a tener sentido, del porque una empresa internacional tan prestigiosa sigue requiriendo de los servicios de una empresa tan irresponsable y sin compromiso hacia su cliente y sus empleados, la cual se sabe ha quedado muy mal ante otras carboeléctricas, como la de Petacalco, donde dejo trabajos inconclusos y deudas pendientes.

Continuará la investigación del porque se protege a la empresa Pendrago, hasta donde estará coludido el jubilado de la paraestatal dueño de Pendrago, con sus ex subordinados que aun trabajan para la CFE y que desde allá, en Guadalajara, el jefe Trujillo protege a capa y espada, obligando a empresas extranjeras a contratarlos.

Cabe hacer mención que este es uno de varios casos dentro de las plantas, que indican que se trata de un tema de corrupción llegando a los mas altos niveles, donde muy seguramente encontraremos algo sucio entre esta empresa extranjera, el exfuncionario y los actuales trabajadores de la paraestatal.