Nueva Rosita, Coah.– En estado delicado se encuentra el Oficial de Policía que el pasado miércoles recibió un impacto de bala en la cabeza propinado por un asaltante, tras días en un Hospital privado aún se presentan complicaciones de salud.

Raúl Cuéllar, neurocirujano que atiende al oficial Omar Fernández, comentó que luego de realizarse una cirugía para retirar las esquirlas de bala que se alojaron en el cráneo, se intentó retirar la respiración artificial pero al hacerlo se presentó un espasmo bronquial, por lo que fue necesario volver a entubarlo.

El médico señaló que el proyectil que ingresó por el lado derecho del cráneo y se fragmentó alojándose en el área occipital, lo que generó gran daño en el tejido cerebral que puede muy probable haya secuelas de la lesión.

Por su parte la Fiscalía General del estado, desmintió algunas publicaciones que circulan en redes sociales sobre la presunta muerte del policía municipal que fue herido de un balazo en la cabeza cuando pretendían realizar el arresto de unos asaltantes.

El Oficial de la Policía fue atacado a balazos cuando atendían el reporte de unas personas sospechosas el pasado ocho de mayo por la tarde sobre la calle Adolfo López Mateos en la Zona Centro, justo a media cuadra de la presidencia municipal.

La Policía recolectó en la escena del ataque cuatro casquillos percutidos de calibre .40 los cuales dispararon contra la patrulla de Seguridad Pública Municipal y una bala alcanzó a lesionar al Policía Preventivo.

El joven Oficial se encuentra en coma inducido por lo que se espera su recuperación en el transcurso de los días siguientes para reintentar retirar el apoyo respiratorio y pueda despertar.