La abogada Ariana García Bosque consideró que las cifras sobre casos de tortura podrían ser mucho mayor a lo que se ha registrado a través de las denuncias presentadas, pues señaló que muchas veces este delito no es denunciado por temor a represalias por parte de los servidores públicos de seguridad que suelen hacerlo.

“Yo me atrevo a decir que la cifra o el nivel en donde se encuentra ubicado Coahuila, con el tema de la tortura, está por debajo de las cifras reales, pues hablamos de más de 200 casos registrados ante la fiscalía; sin embargo, sabemos de muchos otros que la ciudadanía no se atreve a denunciar por temor a represalias de las autoridades”, precisó García Bosque.

Y es que, recientemente, se dio a conocer que Coahuila se encuentra entre las primeras cinco entidades del país con el mayor número de indagatorias por el delito de tortura en 2018, registrándose un total de 287 investigaciones en ese año, según lo revelado por el Observatorio Contra la Tortura.

La abogada señaló que es un tema que la asociación civil Familias Unidas en la Búsqueda y Localización de Personas Desaparecidas en Piedras Negras ha venido denunciando desde hace varios años y en donde el tema de la tortura va de la mano de la desaparición forzada.

Refirió que a partir de que la organización ha trabajado en el tema de la búsqueda inmediata, se ha evitado la desaparición, sin embargo, puntualizó que, en un caso de una detención arbitraria, necesariamente va implícito el tema de la tortura. Además de referir que el tema de impunidad es latente.

“El Fiscal no ha podido advertir cuántos de los casos que ya están denunciados están judicializados o la investigación se encuentra avanzada al grado de tener posibilidades de que sean judicializados algunos de estos casos”, dijo Ariana García.