Una mujer desperto y al abrir los ojos se dio cuenta que no veía nada pidió ayuda a sus amigas para abrir las cortinas o prender las luces pero aún su visión estaba oscura.

Sufrió envenenamiento por metanol y sus riñones dejaron de funcionar, debido a haber bebido Vodka adulterado la noche anterior sus sistema sufrió un envenenamiento por metano y además sus riñones dejaron de funcionar, después de 18 meses de diálisis por fin logro un transplante del riñón de su madre.

Aunque el suceso paso en el 2016 cuando Hannah contaba con 23 años, hasta el día de hoy  no recupera la visión pero h avanzado a ver algunas imágenes borrosas, aún no hay detenidos por lo ocurrido.

El hecho paso en la isla de ante en Grecia, sus amigos sufrieron vomito y dolor por las mismas bebidas consumidas pero no los afecto tanto como a Hannah.

El modos operandi es rellenar botellas de marca con alcohol adulterado así los clientes no notan la diferencia.