Trabajadores del Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento realizaron durante la tarde y noche de la reparación de una bomba de agua ubicada en el cárcamo del río Bravo.

La reparación obedeció a fallas en el sistema de bombeo que requirieron de revisar una bomba de 60 caballos de fuerza en el cárcamo número dos informó Teodoro Rodríguez, gerente de Simas.

Señaló que una vez revisada se decidió por instalar otra similar para que no se vea afectado el servicio del agua que va hacia la planta potabilizadora número 2.

Rodríguez señaló que es prioritario asegurar el abasto permanente del vital líquido sobre todo cuando se presentan olas de calor.

“La instrucción del alcalde Claudio Bres es clara en el sentido de brindar el servicio las 24 horas y que en caso de algún detalle en los sistemas de bombeo se atienda de inmediato como ocurre en este caso para que el servicio no se suspenda o la afectación sea mínima”, afirmó el gerente de SIMAS.