Regresan a miles de saltillenses que pretendían ir de paseo a la Sierra de Arteaga 

Miles de automovilistas que pretendían salir de Saltillo para ir a la Sierra de Arteaga fueron sorprendidos ayer por un operativo de fuerzas municipales y federales, a la altura de Bella Unión, en la carretera 57.

El objetivo de esta acción fue el de evitar la concentración de paseantes en la zona boscosa y los diferentes ejidos serranos de Arteaga, que en estos días tradicionalmente son “invadidos” por turistas y paseante de dentro y fuera del Estado.

En este contexto, cientos de vehículos fueron regresados a la capital coahuilense por los policías municipales que establecieron el filtro por el periodo vacacional de Semana Santa.

En el mismo filtro, las autoridades municipales, también integradas por Protección Civil, fueron apoyadas por elementos de la Guardia Nacional en esta estrategia implementada desde las primeras horas del Domingo de Ramos.

La instalación del filtro provocó el enojo de los conductores a quienes no se les permitió el paso al no poder comprobar su residencia en alguna de las comunidades serranas de este municipio.

Una fila de más de un kilómetro se formó en este tramo de la vía federal ante la lentitud del tráfico, que era provocada por el operativo.

En una primera fase, los elementos cuestionaban a los ocupantes de la unidad y comprobaban el domicilio del conductor, posteriormente, en una segunda etapa, se les medía la temperatura corporal con una pistola especial.