Eagle Pass.- En peligro de morir deshidratado por la falta de consumo de líquidos y las altas temperaturas, un migrante hondureño pudo ser rescatado en condiciones críticas por elementos de la Patrulla Fronteriza luego de que el indocumentado usara su celular para llamar al 911 pidiendo auxilio.

Este hecho que se registró el pasado domingo atrajo la atención de los agentes federales que llegaron hasta un rancho cercano a la ciudad de Eagle Pass, donde ubicaron al hombre desorientado y en evidente mal estado.

De acuerdo a lo que informó el jefe en todo el sector Del Río, Raúl L. Ortiz, los elementos le brindaron agua al hombre y también los primeros auxilios. Rechazó algún tratamiento médico adicional, agregó.

Durante el trayecto hacia la estación sur de Eagle Pass, el indocumentado comenzó a vomitar y eso motivó que se le transportara al hospital para ser atendido de una deshidratación severa. Más tarde lo dirigieron al centro de procesamiento de la estación sur.

“Muchas de las personas que intentan ingresar ilegalmente a este país están mal preparadas para el terreno implacable y las temperaturas que enfrentan”, dijo el agente de la Patrulla de Jefes del Sector del Río Raul L. Ortiz. “Nuestros agentes hacen un trabajo tremendo al rescatar y brindar atención médica a aquellos que necesitan ayuda”.