Policía Preventiva Municipal y Agentes de Investigación Criminal se movilizaron a la calle Paricutin en los números 200 debido al reporte de vecinos de que un niño de 9 años se encontraba encadenado arriba de un techo de una vivienda.

Al subir los uniformados liberaron al menor poniéndolo a salvó.

El menor narró que él iba camino a su casa solo cuando un sujeto lo interceptó con una pistola obligándolo a subir al Techo para amarrarlo.

Gracias a los gritos del niño los vecinos se percataron por lo que el sujeto huyó del lugar brincando los techos para perderse.

Autoridades buscan al sujeto quien cuenta con tatuajes, short negro, camiseta roja, para llevarlo ante la ley por los actos cometidos.