Pruebas que incriminaban a tres sujetos por su presunta participación en la agresión sexual contra 31 menores de edad se perdieron, eso en Alemania.

Las pruebas de caracter digital con contenido sexual contra menores durante un campamento de verano desparecieron, esto comento la Policía Alemana quien había incautado al menos 13 mil archivos contra tres hombres de 56, 33, y 48 años de edad, quienes habrían abusado sexualmente de niños entre 4 y 13 años.

Cerca de 14 terabytes de datos se guardaron al interior de un maletín de aluminio, vista por última vez el 20 de diciembre. Su ausencia fue detectada hasta el 30 de enero, cuando la Policía hizo público el caso.