En el quinto mes de 2019 la tasa de inflación anual en México se colocó en 4.28%, menor a la registrado en abril (4.41%).

Durante este lapso se registraron bajas en los precios de las gasolinas Magna y Premium, los cuales habían dado aire al Índice Nacional de Precios al Consumidor.

En su comparación inmediata, el INPC también registró un resultado positivo.

Durante mayo los precios cayeron 0.29% en relación con abril, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La reducción mensual en los precios al consumidor reportada en mayo fue superior al decremento de 0.22% previsto por el consenso de Bloomberg y en la variación anual sucedió algo similar, pues el pronóstico era de 4.35 por ciento.

Los precios de los energéticos, algunos agropecuarios y los servicios turísticos dieron aire al INPC.

El limón encabezó la lista de genéricos con precios a la baja durante mayo, pues se vendió 30.47% más barato que el mes previo.

La electricidad ocupó la segunda posición, con una caída de 20.54% en su precio. Esta situación derivó de la entrada del programa de tarifas eléctricas de temporada cálida en Mexicali, Ciudad Juárez, Culiacán, Chihuahua, Hermosillo, Matamoros, Colima, La Paz, Huatabampo, Ciudad Jiménez y Esperanza.

El top tres lo completó la cebolla, que bajó 18.36% su precio de abril a mayo.

Otros productos que se abarataron durante este lapso fueron los servicios turísticos en paquete (12.64%), el tomate verde (10.98%) y el transporte aéreo (10.30%).

Siguen bajando los combustibles

Los principales combustibles derivados del petróleo, y productos de alta incidencia en el cálculo del INPC, registraron un comportamiento positivo en términos de estabilidad en sus precios.

El gas doméstico LP (licuado de petróleo) se vendió 1.47% más barato durante mayo en relación con el mes previo.

La gasolina Magna, la más consumida por los mexicanos, registró una caída mensual de 0.40% y la tipo Premium mantuvo su precio sin variaciones.