Durante la madrugada de este martes, una mujer y su pequeña hija fueron arrastradas por las aguas del Río Bravo y se presume, murieron ahogadas.

Fue cerca de la 1 de la mañana con 30 minutos que elementos de la Patrulla Fronteriza dieron el reporte de que una mujer de aproximadamente 28 años y una pequeña (presumiblemente su hija) de aproximadamente 3 años, intentaron cruzar el río a la altura de las instalaciones del SIMAS.

Lamentablemente a ambas las arrastró la corriente y se perdieron entre la obscuridad.

Se presume que tanto la mujer como la pequeña pudieron morir ahogadas, aunque se desconoce si alcanzaron a regresar hacia el lado mexicano.

Cabe resaltar que en Piedras Negras no se tiene reporte de estos hechos y nunca se solicitó la presencia del grupo BETA o alguna otra autoridad.