Ante la masacre de nueve miembros de la familia mexico-estadounidense LeBaron por parte del crimen organizado no se debe descartar una intervención militar por parte de Estados Unidos, ante la inoperancia del gobierno de México por controlar su territorio, señaló el diario The Wall Street Journal.

En su editorial de este miércoles, el diario estadounidense señala que la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) “debería poder descubrir las identidades y ubicaciones de quienes ordenaron o llevaron a cabo los asesinatos del lunes, y garantizar su caída sería una señal de que la justicia estadounidense tiene un largo alcance”.

“Pero si México no puede controlar su territorio, Estados Unidos tendrá que hacer más para proteger a los estadounidenses en ambos países de los carteles… No se puede descartar una operación militar de EU”.

El diario sostiene en su texto que las medidas antidrogas contra el suministro de estupefacientes en medio de tal demanda es una batalla perdida, pero señala que no por ello los carteles pueden desestabilizar “un gobierno vecino o controlar el territorio como un califato de drogas. El deber más básico del gobierno es proteger a sus ciudadanos de la ilegalidad, lo que significa no permitir la masacre de mujeres y niños en una carretera en su camino hacia el aeropuerto”.

Recordó el tuit de esta mañana del presidente estadounidense, Donald Trump, quien ofreció ayuda a México, aunque el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador respondió que no es necesaria una intervención: “la verdad es que Estados Unidos ya proporciona ayuda de inteligencia y seguridad a México, y la cooperación policial es amplia”.

Tres mujeres y seis niños fueron asesinados en una zona limítrofe entre los estados de Chihuahua y Sonora, fronterizos con Estados Unidos, una zona montañosa en según las autoridades mexicanas hay disputas entre grupos criminales.

Los miembros de la comunidad mormona viajaban en caravana con destino al Rancho la Mora, informó Fernando LeBarón.

El canciller Marcelo Ebrard realizó este martes un recorrido en Bavispe, Sonora, la zona donde este lunes fueron asesinados nueve integrantes de la familia LeBarón, y sostuvo que no habrá impunidad.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) estuvo acompañado por José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina; Felipe de Jesús Gallo Gutiérrez, titular de la Coordinación de Métodos de Investigación de la Fiscalía General de la República, y Homero Mendoza Ruiz, jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional.

Cuestionado sobre la ausencia de Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, quien no llegó al recorrido, Ebrard Casaubon indicó que se debió a su comparecencia que tuvo en el Senado de la República.

En la época moderna del país no se tiene registro de una intervención de efectivos estadounidenses en México, hay que regresar hasta 1914 cuando su Marina ocupó la ciudad portuaria de Veracruz, aparentemente motivado por la detención de soldados norteamericanos en Tampico.