Acuña.- Suman ya cinco días de la desaparición de Gregorio Aldana Aranda, de 32 años, quien fue arrastrado por las turbulentas aguas del río Bravo cuando intentaba cruzar de manera ilegal a los Estados Unidos con dos acompañantes.

Al respecto, el comandante del Departamento de Bomberos, Javier Alvarado Lumbreras, aseguró que diariamente se introducen a las aguas de este río al iniciar el día.

Son varios kilómetros los que recorren estas áreas en lanchas, pero ha sido imposible detectar el cuerpo de esta persona.

Añadió que se les está complicando la situación debido a que con las lluvias que han azotado en la región la corriente es mucho más fuerte, siendo posible que el cuerpo fuera arrastrado mucho más lejos.

Como se sabe, el viernes por la tarde Gregorio Aldana en compañía de José de Jesús Meléndez López de 26 años y Manuel de Arcos González, de 19 años, intentaron cruzar el río pero no lo lograron, los dos últimos quedaron varados en un pequeño islote y Gregorio fue arrastrado por la corriente y hasta el momento no ha sido localizado.