Enrique Hernández, juez calificador de la cárcel municipal de Piedras Negras, y Tomás Zavala, policía comisionado al centro de detención, fueron sancionados con 15 días de suspensión sin goce de sueldo, por haber permitido la salida de la cárcel de una mujer que se encontraba en calidad de detenida por intervenir en asuntos de la autoridad.

El contralor interno de Seguridad Pública Municipal, Ramón Pope Marín, dijo que la mujer, quien se registró con el nombre de Rosa María, fue sacada y llevada a un cajero para retirar dinero para pagar su multa y poder obtener su libertad, hechos en la que estuvo acompañada del elemento policiaco, con anuencia del Juez Calificador.

La dama fue detenida a las 2:00 de la madrugada de este miércoles, cuando intervino en la detención de su pareja de nombre Jesús Victorino, quien conducía en estado de ebriedad un vehículo Mazda CX3 de reciente modelo, y se pasó el semáforo en rojo en el cruce de la avenida Carranza y San Luis. Pope Marín afirmó que la mujer no fue trasladada al cajero en una patrulla, sino en el vehículo particular del policía, y aseguró además que no hubo dinero de por medio para el elemento ni para el juez.

Cabe señalar que la mujer laboró hace años en Seguridad Pública Municipal y conocía al policía y al juez, lo que pudo ser el motivo por el cual, indebidamente, le dieron esa atención.

El contralor interno dijo que además de comprobar el hecho a través de las cámaras de videograbación que existen en el área de las celdas y del juez calificador, se tuvo en reporte de algunos elementos de la propia corporación policiaca que se dieron cuenta de tal irregularidad.